Chemsex y Trabajo Social: Un Análisis Profundo sobre un Tema de Actualidad

chemsex trabajo socal

 1 mins de aprendizaje


¿Qué es realmente el chemsex? Voy a intentar explicarte de forma sencilla este fenómeno y qué podemos hacer desde el Trabajo Social.

¿Qué es el Chemsex?

Diferentes estudios publicados en la revista ‘Adicction’ en 2018, o en ‘Sexual health‘ y ‘The Lancet IVH’ en 2019, indican que la edad promedio de personas que lo practican oscila entre los 30 y los 40 años.

El chemsex es una práctica que involucra el consumo de drogas específicas, como la mefedrona, la metanfetamina y la GHB, para potenciar las experiencias sexuales.

Esta actividad suele llevarse a cabo en contextos de fiestas o encuentros sexuales, donde se busca intensificar las sensaciones y prolongar la actividad sexual.

Es importante destacar que el chemsex no se limita solo al consumo de sustancias, sino que también implica el uso de aplicaciones móviles y redes sociales para organizar encuentros sexuales.

El auge de las redes sociales y aplicaciones para ligar, aún aumentado este tipo de prácticas, ya que se organizan encuentros sexuales para el consumo de drogas para potenciar las experiencias.

Es importante destacar que la promoción del chemsex en redes sociales plantea preocupaciones en términos de salud pública, ya que puede facilitar el acceso a drogas y promover prácticas sexuales de riesgo.

¿Qué consecuencias tiene el Chemsex?

El chemsex puede acarrear diversas consecuencias negativas para la salud física, mental y social de las personas involucradas.

El consumo de drogas puede generar adicción, así como aumentar el riesgo de contraer enfermedades de transmisión sexual debido a prácticas sexuales de riesgo.

Además, el chemsex puede tener impactos psicológicos, como ansiedad, depresión y deterioro de las relaciones interpersonales. En muchos casos, las personas que participan en chemsex experimentan sentimientos de culpa, vergüenza y aislamiento social.

Cómo intervenir desde el Trabajo Social ante el Chemsex

El Trabajo Social juega un papel fundamental en la intervención y prevención del chemsex. Es importante que los profesionales estemos capacitados para abordar esta problemática desde una perspectiva integral, brindando apoyo tanto a nivel individual como comunitario.

Esto implica ofrecer servicios de asesoramiento y orientación, así como facilitar el acceso a programas de tratamiento para la adicción y la salud sexual. Además, es fundamental promover la educación y la sensibilización sobre el chemsex en diferentes ámbitos, incluyendo la familia, la escuela y la comunidad.

Formación para intervenir

El aumento número de personas que experimentan con esta práctica, y a edades más tempranas, hace que sea necesario la intervención del Trabajo Social. Por ello, es necesario adquirir conocimientos sobre este fenómeno, qué tipo de drogas existen, etc.

Si quieres profundizar sobre este tema, he encontrado un curso online y homologado de 200 horas de duración que te dará los conocimientos suficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *